Memoricemos la Palabra

El estudio de la Palabra es algo lo cual en lo personal ha sido todo un gran proceso para mí. Desde el inicio no ha sido nada fácil, muchas veces frustrante e incluso por momentos decidí no leerla porque era muy frustrante para mí el no sabes cómo comenzar, entenderla y aplicarla a mi vida. Con el paso del tiempo Dios me inquietaba a leer su palabra, sin saber yo las grandes cosas que él tendría para mí por medio de su lectura.





6 Tips para entender la Biblia

1. Usa técnicas de memorización

El método creativo es excelente para memorizar vocabulario, consiste utilizar colores como highliters (marcadores de colores) pinturas, stickers y todo lo necesario lo cual ayude a recordar palabras o conceptos complejos. Por ejemplo, puedes crear asociaciones entre palabras o temas por colores. De acuerdo al color puedes asociarlo con el tema, por ejemplo:

Violeta para aquellos versículos que tengan que ver con el amor de Dios

Rosa para aquellos versículos que tengan que ver con la promesa de Dios

Verde para aquellos versículos que hablen de las promesas de Dios


Y de esta manera vamos creando una leyenda de entendimiento para nosotras ir conociendo, entendiendo y aprendiendo sobre las lecturas de la Biblia.


2. Crea un entorno de aprendizaje

Cuando estás estudiando la Palabra, puedes escuchar y leer muchas veces versículos los cuales no logres entender por completo, me suele pasar a mí también así que no te preocupes. Para ello, puedes crear un inspirador ambiente de estudio dondequiera que te encuentres: compra materiales, accesorios o artículos los cuales creen un interés en ti para leer la palabra. En mi caso utilizo marcadores de colores decorativos los cuales me motivan a decorar mis páginas de estudio. Por otra parte los stickers me ayudan mucho porque de acuerdo al tema coloco los stickers en mis páginas de la Biblia. Recuerda, todo es un proceso, pues leer la Biblia también lo es. No te desesperes, confía y date tiempo en poder leer y llevar a cabo un hermoso tiempo con Dios.


3. Re-escribe las palabras en contexto

Una buena idea para entender más los versículos de manera rápida es escribir en contexto: en vez de escribir listas de versículos al azar, intenta escribir esos versículos en frases. De esa forma sabrás cómo puedes aplicarlo en tu día a día. Además, si intentas darle color, pensar en un dibujo con ese versículo puedes ir entendiendo el mismo de una manera que de adapte a ti. Dependiendo de tus métodos para aprender, también puedes hacer dibujos o encontrar imágenes que complementen los versículos y llevar cada uno de ellos s tu entorno natural.


4. Pasa al siguiente nivel

Si quieres llevar el entendimiento de la Palabra al siguiente nivel, deja suficiente espacio en tus libretas o journal de estudio o incluso en tu Biblia de Bible Journaling para hacer mapas mentales con palabras asociadas, sinónimos o antónimos. Si quieres aprovechar al máximo el proceso de entendimiento de la Palabra, intenta traducir los versículos a tu manera de hablar o expresarte, explícalos y descríbelos en a tu manera, verás como eso te ayudará de gran manera.


5. Encuentra las herramientas que te mejor te ayuden

Todas aprendemos de manera diferente, así que si no sabes qué es lo mejor para ti, intenta todos los métodos que puedas o una combinación de los mismos: puedes utilizar libros de Devocionales, libros de estudios de la palabra, tarjetas de versículos, hacer Bible Journaling, listas de tus versículos favoritos y cómo los adaptas a tu vida, juegos para memorizar versículos, entre muchas otras actividades.



6. Encuentra tu momento adecuado para estudiar y leer la palabra

Encontrar el momento adecuado para leer y estudiar la palabra es muy importante. No debemos leer la palabra con prisa, con tiempo limitado o en momentos los cuales no podamos atender al 100% lo que leemos. Algunas prefieren programar unas horas específicas para leer la palabra, otras prefieren leer de manera espontánea, o como yo que ya tengo en mi calendario semana a semana en qué momento estaré leyendo la palabra. En mi caso el crear una rutina me hace tener un compromiso con mi tiempo de estudio y lectura de la Palabra. Da igual el método que elijas, asegúrate de seguir un ritmo de compromiso, después de todo, con el paso del tiempo verás lo bien que entenderás la Palabra.



Ahora amiga, lee, re-escribe, marca, pinta y llena de color tu Biblia y Dios llenará de Palabra tu vida. La palabra ha sido escrita para crecer en ella, aprender, conocer, pero sobre todo para Dios conectarse con nosotras, para Dios hablarnos y llenarnos de sus promesas y propósitos. No te sientas mal si no logras entenderla, no te frustres si hay días los cuales no desees leerla. Ora, habla con Dios, él siempre nos guiará hacia él de la mejor manera para siempre vivir encaminadas en su palabra.

Featured Posts
Recent Posts
Archive
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Instagram Social Icon