Me acepto

"Me Acepto" una frase cual conlleva mucho tiempo, retos y procesos poder expresar. En ocasiones he hablado de lo difícil que fue para mí aceptarme. Aceptar mis "defectos físicos" porque así muchas veces los catalogaba mi generación en ese tiempo de adolescentes donde la perfección era el arte y los defectos había que ocultarlos si no deseabas ser juzgada o señalada. Sí, al día de hoy recuerdo lo difícil que fue mi adolescencia por tener pecas en mi cara, ufffff no imaginan las cosas que me decían, lo fea que me sentía y lo poco que me aceptaba.

Fueron años difíciles donde aprendí todo sobre maquillaje, aprendí a crear en mí maquillajes perfectos donde mis "defectos" no salieran a la luz, sólo en mi casa. Viví así por más de 7 años. Amaba maquillarme, pero no amaba ocultar aquello q era parte de mí, ese detalle de puntos que adornan mi cara.


Con el paso del tiempo, a mis 28 años comencé a aprender a amar mis pecas, comencé a cambiar mi manera de maquillarme, comencé a destacarlas, a dejarlas lucirse porque ellas son parte de mi vida, son parte de mí.


Aún recuerdo el día que Dios me habló sobre aceptarme, Dios habló a mi corazón recordándome que el mundo no me define, me define él. Lo que para el mundo es un defecto para él es una virtud, para él es un detalle cual nos hace especial, nos marca como su creación. Ese día entendí que no podía aceptar. a Dios en mi vida si yo no me aceptaba a mí misma porque yo soy parte de él, yo soy su creación.


En mi transcurso de aceptarme comencé a buscar recursos y métodos para sanar mi cara de tanto maquillaje, para destacar mis pecas y sentirme plenamente feliz. En ese transcurso conocí mi amiga Zully quien es esteticista y me ha ayudado muchísimo a sanar y destacar los detalles de mi cara.



Aquí les comparto algunas fotos de mis tratamientos y de mi amiga Zully quien de ser mi esteticista se convirtió en mi amiga. El aceptarme y sanar el tiempo que yo misma me herí por no aceptarme ha sido un proceso de sanación de mi interior a mi exterior.


Sanación Interior:

Mi sanación interior comenzó en el instante que pude escuchar la voz de Dios cuando me habló

para llevarme a amarme y aceptarme como soy. Aceptar a Dios en nuestra vida es aceptarnos

nosotras mismas. Es amar lo que él ha hecho en nosotras. Es

admirar la obra maestra que somos, fuimos diseñadas plenamente por él. Hemos sido creadas a su

imagen y semejanza, por lo que debemos amarnos, cuidarnos y admirarnos tal y como somos. No

nos ocultemos ante el mundo y mucho menos ante nosotras mismas. No ocultemos la obra

maestra que Dios ha creado en nosotras. Es tiempo de amarnos y aceptarnos como somos.


¡Fíjense qué gran amor nos ha dado el Padre, que se nos llame hijos de Dios! ¡Y lo somos! El

mundo no nos conoce, precisamente porque no lo conoció a él.

1 Juan 3:1



Sanación Enterior:


Mi cara por haber aplicado tanto y tanto maquillaje por años se fue maltratando poco a poco.

Recuerdo que cuando llegué donde Zully fue un proceso largo porque llegue con mi cara llena de

acné. Algo lo cual nunca me había sucedido. Justo fue cuando entendí que mi rostro me pedía a

gritos sanar, aceptarlo y ayudarle a brillar. Sí, ayudarle a destacar esas pecas cuales por años había

ocultado. Hace 1 año llevo en este proceso y ha sido increíble ver cómo mi cara se acepta ella

misma y yo también la acepto. Todo proceso de sanación siempre tocará el exterior y en eso Zully

ha sido la pieza clave. Ha sido quien ha estado mano a mano conmigo haciendome ver, sentir y

mostrándome como amar, cuidar y destacar lo que por años el mundo veía como un defecto.


"Pues Dios no nos ha dado un espíritu de timidez, sino de poder, de amor y de dominio

propio."

2 Timoteo 1:7




Existe muchos procesos de cambios en nuestra vida, el éxito de ellos depende de las personas que agreguemos al mismo. No todo el mundo está listo para ser parte de nuestros procesos de crecimiento en Dios. Debemos reconocer qué personas son de ayuda, apoyo y guaina para nosotras en ese caminar.


Hoy te compartí parte de mi historia porque anhelo que te aceptes, ames y vives plenas con la mujer que eres. Nuestros "defectos" nos crean ataduras, ataduras que poco a poco nos van alejando de los propósitos y de las promesas De Dios. Amemos la mujer que somos, cuidemos de nosotras como nadie podrá hacerlo. Al amarnos y cuidarnos estamos amando la gran y hermosa obra maestra que Dios ha hecho en nosotras.


No continúes atándote a esos detalles q sueles llamar defectos. Ama cada detalle de ti, sal al mundo, no te ocultes, no te juzgues a ti misma cuando Dios se ha esmerado tanto en hacer de ti la gran y hermosa mujer que eres.


Eres hermosa, no lo olvides nunca,


Xox,


Marina Cruz

 

Estética: Bare Facials Simple Natural

Instagram: barefacials_simplenatural

Web Page: www.barefacials.com

Dirección: Calle Santiago Palmer / Calle Peral, Mayaguez PR

Featured Posts
Recent Posts
Archive