top of page

Horneando galletas para nuestra Navidad

Uno de mis mejores momentos son esos los cuales puedo sacar tiempo para hornear. Me encanta hornear bizcochos, postres y hacer galletas. En navidad siempre suelo sacar más días de lo normal para endulzarnos con postres y galletas. Suelo hacerlo cuando Ale y Sergio pasan el fin de semana con mi esposo. Ale y Sergio no son amantes de la cocina, pero si se trata de hacer regueros, ensuciarnos con harina y hacer galletas, siempre dicen presente.



Ser la esposa de Wilfred ha sido un gran reto en mi vida, día a día tengo que dar lo mejor de mí no sólo por él o por nuestro matrimonio, sino por Ale y Sergio quienes son parte de su vida. Ellos me han enseñado a amarlos, cuidarlos y siempre regalarles lo mejor de mí. Amar a estos niños me ha enseñado que una familia no es difuncional por haber habido un divorcio antes de nuestro matrimonio y ahora yo ser la nueva esposa, esto no significa que no podamos llevar a cabo el rol de familia. Como familia, somos una gran familia donde aprendemos a comprendernos, aceptarnos, pero sobre todo a llenar nuestros días de hermosos momentos los cuales atesoramos y guardamos en nuestro corazón por siempre.