Disfrutemos de nuestros momentos fugaces

Llegó el otoño, siempre me emociona demasiado el otoño. Es una época donde siento algo diferente, aún en medio de esta Pandemia que nos encontramos viviendo, pudo sentir la misma emoción de cada año al llegar el otoño. En la isla donde vivió, todo el año es verano, así q disfrutamos un poco de estos días de inicio de otoño en la playa.





La playa es mi lugar favorito. Es un tiempo sumamente necesario mediante el cual retomo energías para continuar la semana. Quizás te preguntes, y qué esto tiene que ver conmigo?

Te cuento amiga, que todas debemos tomar tiempo para nosotras. Debemos dejar a un lado las redes, el celular, el trabajo, el día a día y disfrutar con las personas que amamos esos instantes de la vida. Dios no se equivoca en colocarnos en un tiempo y en un lugar preciso. Dios nos ubica en lugares y momentos los cuales él sabe que son los mejores para nosotras. Nos rodea de personas quienes nos ayudan a crecer, nos hacen reír durante esos instante fugaces que la vida nos regala, pero sobre todo a través de cada persona que tenemos en nuestro al rededor, podemos ver el amor y la gracia de Dios. Aquí les presento mi amiguita Ariana, la conocí cuando tenía 3 añitos y hoy ya tiene 14 años. Juntas reímos, hablamos, pero sobre todo cuando está a punto de caer el sol, nos sentamos en la playa a ver el atardecer, siempre disfrutamos juntas ese momento. Ariana es la sobrina de mi esposo, pero es una de mis mejores amiguitas jajajaja

Día a día juntas, le muestro lo lindo de la vida, intento conectar sus gustos de adolecerte con el amor y la Palabra de Dios. Charlar con ella es una aventura.




Ya ven por qué es necesario sentarnos a apreciar esa obra de arte que Dios nos regala con cada atardecer. Nunca sabemos qué colores habrán, pero si sabemos q será hermoso.


PASA TIEMPO CON DIOS

Amiga, toma tiempo para pasar con Dios. Muchas veces pensamos que pasar tiempo con Dios es encerrarnos a orar, o sentarnos a leer la Palabra. Pero, no es así. Pasar tiempo con Dios es apreciar los detalles que él ha creado para ti. En cada atardecer que logro disfrutar, es mi tiempo con Dios. Es ese momento donde siento su presencia de una manera increíble y sumamente especial.







Muchas veces las circunstancias que vivimos pueden nos ser las anheladas, puede que no sean las esperadas o simplemente no es el mejor momento. Pero, aún en esos momentos, tomemos ánimos, tiempo y démosle lo mejor de nosotras a Dios. Fíjate que aún en momentos los cuales no son los mejores, Dios nunca deja de demostrarnos su amor a través de sus detalles.




ANALICEMOS:

Amiga, hoy es un buen día para hacer el siguiente análisis...

* ¿Logro sacar tiempo en mi vida para Dios?


* ¿Tengo a Dios como prioridad en mi vida?


* ¿Tengo una estructura diseñada a mis preferencias para tener tiempo a solas con Dios?



CREA TU TIEMPO CON DIOS

Visitar lugares los cuales estén llenos de mucha naturaleza es el mejor medio que yo utilizo para tener un tiempo a solas con Dios. Ese tiempo el cual sólo anhelo estar con el Padre. Un tiempo donde seamos Dios y yo. Un tiempo donde sólo anhelo sentir su presencia, escuchar su voz y sentirme abrazada por su amor.




Amiga, toma tiempo para ti. Ama pasar tiempo contigo misma. Es necesario encontrarnos con la gran mujer que vive en nosotras. ¿Hace cuánto tiempo no hablas con esa mujer extraordinaria que Dios ha formado en ti?


Te comparto aquí 7 Tips con los cuales podemos fomentar nuestro Amor Propio:

1. Permanece atenta y consciente

Las personas que tienen más amor propio tienden a saber lo que piensan, sienten y desean. Ellas son conscientes de lo que son y lo ponen en práctica y no actúan en función de lo que otros quieren para ellas mismas.


2. Actúa en función de tus necesidades, no de tus deseos

Amar no significa cumplir con los deseos del otro, sino facilitarle lo que necesita. El amor hacia nosotras mismas funciona bajo el mismo principio. Si te centras en lo que necesitas te mantendrás alejada de los patrones de comportamiento automáticos que son poco saludables, esos que te dan problemas o que te mantienen anclada en el pasado.


3. Cuida de ti

Una manera de aumentar nuestro amor propio es cuidar más de nuestras necesidades básicas. Las personas que se aman a sí mismas se alimentan diariamente a través de actividades saludables, lo que incluye una buena alimentación, ejercicios, descansar, pasar tiempo en oración, interacciones sociales con otras personas y sobre todo mantener una salud saludable.


4. Establece límites

Una mujer que se ama a sí misma tiene valor para establecer límites y para decir “no” a todo lo que le afecta física, emocional o espiritualmente. Esta es sin duda una de nuestras cuentas pendientes, esa práctica que tanto nos cuesta pero que a fin de cuentas tan necesaria es para nuestro bienestar.


5. Protégete de las personas tóxicas

Una persona que se ama se protege de las personas tóxicas y no pierde el tiempo con aquellas q no aportan de manera positiva su relación con Dios. Aunque no lo creas, las personas que nos rodean pueden afectar nuestro amor propio y nuestra relación con Dios. Aprende por tanto a manejarlos con efectividad, puesto que no se trata solo de huir o poner distancia, sino de ayudarles a conocer a Dios sin afectarnos nosotras.


6. Perdónate a ti misma

Podemos ser muy duras con nosotras mismas muchas veces. Ahora bien,  ser responsables de nuestras acciones no implica que tengamos que castigarnos por ellas eternamente. Las personas que se aman a sí mismas aprenden de sus errores, aceptan su humanidad y se perdonan. Hoy es un excelente día para perdonarte a ti misma.


7. Vive con intención

Para aceptarnos y amarnos más, siendo consciente de lo que sucede en nuestra vida, es bueno que tengamos al menos conocimiento del propósito de Dios en nuestra vida. Si tu intención es vivir una vida significativa y saludable, debes tomar las decisiones que apoyan esta intención. Esto te permitirá estar bien contigo misma, caminar sobre las promesas de Dios para tu vida y cuando tengas éxito en este objetivo verás de gran manera el amor de Dios en tu vida. Descubrirás que puedes quererte mucho más si ves cómo logras lo que te propusiste hacer, cuando ves el propósito de Dios cumplirse en tu vida. Para ello es necesario establecer tus intenciones de vida en Dios.


El tiempo que pasamos con Dios es un anhelo que nunca debe ser sustituido por nada. Es nuestro momento de conocerle, amarle, pero sobre todo es nuestro tiempo de amarnos y cuidarnos a nosotras mismas. Amas y pasar tiempo con Dios también se trata de amarnos y pasar tiempo con nosotras mismas.


Ámate, tanto que puedas ver el amor de Dios reflejado en tu amor propio.

Xox,

Marina








Referencias:

Portal El pais

Featured Posts
Recent Posts
Archive
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Instagram Social Icon