Corriendo al Padre

Sí, durante los pasados 4 meses he vivido en gran silencio por aquí, por este Blog. Han sido muchos cambios, procesos y adaptaciones en esta aventura llamada embarazo. Un embarazo muy anhelado, orado, esperado y deseado. Luego de 10 años de matrimonio, con 34 años de edad, muchos procesos, vivencias y sanaciones vividas. Justo en este tiempo llegó un ser muy esperado el cual desde el día 1 llenó mi vida de alegría. Muchos cambios han venido a mí, emocionales, físicos, espirituales, matrimoniales, como mujer, como hija, como futura madre, como cristiana, como líder, como Marina.


Ha sido un caminar de procesos nunca antes vividos. Sentirme mal todo el tiempo por razones y complicaciones de mi salud vs el embarazo. Ver como mis emociones cambian constantemente. Sentir como mi energía va desvariando. Ver como mi cuerpo cambia y llegan incomodidades. Sentir emociones nunca antes vividas por un ser que crece dentro de mí. Así han sido mis pasados 6 meses, así me he ido convirtiendo en mujer, en la mujer que Dios necesita que yo sea en este tiempo y en este momento.


Las transformaciones traen rompimiento, quebrantamiento y crecimiento. Todas en diversas etapas somos quebrantadas y transformadas para crecer, para transformarnos y acercarnos a la mujer que necesitamos ser en este tiempo, en este momento. Momento perfecto, momento en el tiempo de Dios. Los procesos son hermosos, podemos ver como dejamos de ser quien éramos para convertirnos en la mujer de promesas y propósitos cumplidos que Dios necesita q seamos, pero sin quebrantamiento, sin procesos no podremos ser esa mujer.

Esa mujer quien está lista para mostrarle al mundo de lo que es capaz. Esa mujer que mediante heridas, perdón, procesos y quebrantamiento se mantiene confiada con la esperanza en Dios porque un gran milagro está por llegar. Un milagro diseñado para cada una según los planes De Dios. Según nuestros propósitos, según la mujer que somos.


Hoy te digo, se vale andar en silencio de vez en cuando, se vale llorar, se vale sentir que no podemos, pero no se vale rendirnos. Cuando más difícil podemos ver todo, es cuando más cerca estamos del milagro. Cuando más solas podamos sentirnos es cuando más cerca está Dios de nosotras. Cuando más quebrantadas podamos estar es cuando más fuertes estamos siendo. Ama tus procesos, ama la mujer que fuiste, la que eres y la que serás. Porque esa es la mujer que Dios necesita que tú seas, en este tiempo y en este momento.



"Ella está vestida con fuerza y ​​dignidad, y sonríe sin temor al futuro"

Proverbios 31:25


Habrán días cuales dudemos de la grandeza de Dios en nosotras, pero nunca olvidemos que hemos sido creadas por Dios para el cumplimiento de promesas y propósitos. Somos fuertes, somos valientes, somos hijas de Dios.

Entonces, dentro de los procesos que podemos vivir vamos siempre a tener presente 5 características q siempre nos recuerden que somos hijas de Dios.
* Busca la presencia De Dios cada día

Salmo 5:3

* Recuerda que tu identidad viene De Dios, tu pasado, tu proceso ni tu circunstancias te define, sólo te define Dios.

Gálatas 2:20

* Sé obediente a la Palabra De Dios, lee, ama y estudio su Palabra para siempre recordar sus promesas y propósitos para nuestra vida.

Juan 14:21

* Vive cada día en gozo, esperanza y amor. Dios nos llena de gozo a través de su gracia. Nos llena de esperanza con cada amanecer y nos llena de amor mediante su misericordia.

Gálatas 5:22-23

* Ora y créele a Dios. Dios conoce lo que anhelamos, lo que necesitamos y lo que es mejor para nosotras. Dios nunca nos fallará.

Filipenses 4:6


Ahora, quiero dejarles con esta canción que he escuchado cada mañana cuando me levanto y estoy tomando mi jugo preferido comiendo mi desayuno.

Esta canción me da vida y espero que haga lo mismo por ti.


____________________________________________ Canción: Run to the Father de Cody Carnes La letra (traducida al español) dice: He llevado una carga por mucho tiempo por mi cuenta No fui creado para soportarlo solo Escucho tu invitación a dejarlo todo Lo veo ahora, lo estoy dejando Y se que te necesito [Coro] Corro al Padre, caigo en la gracia Terminé con la clandestinidad, no hay razón para esperar Mi corazón necesita un cirujano, mi alma necesita un amigo Así que correré hacia el padre una y otra vez y otra y otra vez Oh-oh, oh-oh, oh-oh [---] Viste mi condición, tenías un plan desde el principio Tu Hijo por redención, el precio por mi corazón Y no tengo un contexto para ese tipo de amor No entiendo, no puedo comprender Todo lo que sé es que te necesito [Coro] Corro al Padre, caigo en la gracia Terminé con la clandestinidad, no hay razón para esperar Mi corazón necesita un cirujano, mi alma necesita un amigo Así que correré hacia el padre una y otra vez y otra y otra vez Oh oh oh oh… Una y otra vez y otra y otra vez (oh-oh, oh-oh) Oh-oh, oh-oh… (Oh-ohh) [---] Mi corazón ha estado en tu mirada Mucho antes de mi primer aliento Corriendo hacia tus brazos Estoy corriendo de la muerte a la vida Y siento esta prisa en lo profundo de mi pecho Tu misericordia está llamando Tal como soy tú me atraes hacia ti Y se que te necesito ahora, más que nunca ahora te necesito [Coro] Corro al Padre, caigo en la gracia Terminé con la clandestinidad, no hay razón para esperar Mi corazón necesita un cirujano, mi alma necesita un amigo Así que correré hacia el padre una y otra vez Corro al Padre, caigo en la gracia Terminé con la clandestinidad, no hay razón para esperar Y mi corazón encontró un cirujano, mi alma encontró un amigo Así que correré hacia el padre una y otra vez y otra y otra vez Oh oh oh oh… Una y otra vez y otra y otra vez (oh-oh, oh-oh) Oh-oh, oh-oh, oh-oh Una y otra vez





Featured Posts