en tu Gracia

Cuando leemos la Palabra podemos ver como Dios siempre ha cuidado, protegido, guiado y guardado su pueblo, a sus hijos, a nosotras. Desde el principio, Dios se ha encargado de brindarnos todo lo necesario para que caminemos en sus promesas, se esfuerza para darnos ha conocer nuestros propósitos, nos rescata una y otra vez para que no nos perdamos y podamos caminar siempre junto a él. Cuando analizo todo esto, me doy cuenta de cómo Dios siempre ha estado ahí para nosotras, estuvo ahí para los que hoy ya no están y estará ahí siempre para sus hijos e hijas y eso es por su Amor y Gracia.

El Juan 3:16 la Palabra nos dice: “Porque tanto amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que cree en él no se pierda, sino que tenga vida eterna.” ¡Cuán grande es su Gracia por ti! ¿verdad? Dios nos ha salvado por siempre y para siempre. Dios anhela mover nuestro corazón por su amor, necesita que nos rindamos a él para que así nuestros miedos, ansiedades, depresiones y ataduras desaparezcan, Dios nos necesita como mujeres libres en su Gracia. Dios necesita que en nuestro corazón viva el deseo de conocerle más, que en nosotras viva día a día el anhelo de vivir en su presencia. A través de la Fe y Esperanza abrimos nuestro corazón a Dios, necesitamos permitirle transformarnos y así podremos vivir en su voluntad. En la Gracia de Dios fuimos perdonadas y adoptadas por él. Es por eso que nuestra esperanza siempre debe estar en Jesús quien se vistió de nuestros pecados para hoy tú y yo vivir en la Gracia y promesas de Dios. Cada una de las promesas de Dios para ti han sido guardadas en tu corazón, aún siendo nosotras tan pequeñas ante su grandeza, hemos podido ver la Gloria y Gracia de Dios en nuestra vida.

Featured Posts
Recent Posts
Archive
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Instagram Social Icon