Colores

Los colores me encantan, a través de ellos puedo sentir alegría. Cuando observamos nuestro alrededor y vemos cuantos colores Dios creó para darnos el mejor de los escenarios que podríamos tener para vivir, podemos estar seguras de cuanto nos ama. De acuerdo a las épocas Dios nos regala un espectáculo a través de la misma naturaleza, sus colores cambian en cada estación del año, los animales buscan su habitad de acuerdo a su clima, todo es totalmente perfecto y hermoso, pero lo mejor de todo es que ese es nuestro escenario, es el lugar que Dios nos preparó para cada una de nosotras junto a su presencia. Una de mis partes favoritas de pintar es mezclar colores para ver el color final. No importa los colores que mezclemos, siempre obtendremos un resultado, un color diferente. No siempre el que deseábamos, pero algún color nuevo nace de la mezcla que hiciste. Los colores siempre son una expresión, es como el arte. No hay mejor manera de expresar lo que sientes o lo que deseas que otros sepan como a través de colores. Imagina una vida sin colores, es imposible, para mí es algo inimaginable. Los colores pueden regalarnos alegría, esperanza, paz y muchas emociones que no imaginas. Muchas veces los colores son el inicio de algo nuevo. Cuando compras un hogar, o te mudas a un nuevo hogar, muchas veces lo primero que haces es pintar, darle a las paredes los colores que te gustan. Cuando deseas un cambio de imagen, vas al salón de belleza y te pintas el cabello. Casi siempre los colores marcan un inicio, marcan una nueva etapa, nos dan la esperanza de que lo que estamos comenzando será mejor. La vida es como los colores, puede que muchas veces el resultado de esa mezcla no sea el que deseábamos, pero ya la tenemos, hay que pintar el canvas con el color que en ese momento la vida nos ha dado. En otras ocasiones la vida nos sorprende con los colores que deseábamos y somos felices porque obtuvimos el resultado que deseábamos y el canvas será pintado con esos colores perfectos para nuestra vida. No importa el color de tu vida ahora mismo, no importa si el resultado no es el que esperabas, no importa si el proceso es más oscuro que claro. Dios te ha regalado los más hermosos colores que puedas imaginar, para cuando tu vida no te de los colores que deseas puedas mirar a tu alrededor y darte cuenta que tus colores pueden ser oscuros, pero tu escenario tiene los más brillantes y coloridos colores que nadie podrá igualar y esos colores serán la luz para continuar y llegar hasta el final. Su Gracia es infinita, su Amor es eterno, Dios no ha regalado lo mejor de él sin nosotras merecerlo, pero nos lo regaló. Cada día nos regala una oportunidad de continuar hacia la promesa que ya nos tiene. Toma tu pincel y pinta el canvas de tu vida aunque los colores no sean los más hermosos, Dios te ha regalado los más brillantes y están a tu alrededor. “El Señor es bueno, es un refugio en el día de angustia. El Señor conoce a los que en él confían” Nahúm 1:7 Tu amiga, Marina Cruz

Featured Posts
Recent Posts
Archive
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Instagram Social Icon