Camina y no te detengas

Les cuento que en lo personal no me gusta caminar. Prefiero correr bicicleta o intentar algo cual sea más acelerado y rápido que el tener que caminar. Muchas veces preferimos vivir la vida de esa manera, ligera. Camina y no te detengas, ¿cuántas pueden caminar y no detenerse?. Al menos yo pensaba que era algo imposible, todos nos cansamos y es imposible andar y andar sin detenernos. Físicamente es agotador, pero emocionalmente ¿Qué es más agotador, andar sin detenernos o andar y detenernos? En ocasiones tomamos mucho tiempo en nuestros problemas y nos detenemos años en ellos, en nuestras frustraciones, en nuestras decepciones, en la desesperanza, en la angustia, en aquel divorcio que no haz logrado superar, en la situación financiera que te ahoga cada día más, en aquella mala decisión que tomaste y aún hoy no te perdonas y así muchas cosas más que no menciono hoy pero tu conoces y sabes que están en tu vida.

Camina y no te detengas me dijo un día una muy buena amiga. En el momento no entendí el mensaje de esa frase. ¡Claro! en la vida tenemos que caminar y no detenernos porque Dios nos ha llamado a cosas muy grandes y detenidas en la situación que nos quita los días de felicidad, no vamos alcanzar las cosas hermosas que Dios tiene para nosotras. Admiro grandemente la reina Ester, una mujer quien no se detuvo ante el temor al rey y decidió caminar, decidió andar y luchar por su pueblo. En la Biblia tenemos grandes ejemplos de mujeres que no se detuvieron en la vida y decidieron andar. Pero, el mejor ejemplo lo encontramos en Jesús quien decidió caminar a su crucifixión por ti y por mí. ¿Acaso debemos tu y yo detenernos en la vida? No, para nada. Mujer, princesa, hija del rey de reyes, camina y no te detengas. La palabra nos dice: "No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia." Isaias 41:10

Dios nos llama a confiar en él, a ser mujeres fuertes llenas de su Gracia y mostrarle al mundo que caminamos en pasos de Fe y esperanza confiadas en la promesa que Dios tiene para cada una de nosotras. No desmayes, Dios te sostiene. Camina y no te detengas porque si te detienes llegarás tarde a la gran promesa que Dios tiene para tu vida.

Tu amiga,

Marina Cruz

Featured Posts
Recent Posts
Archive
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Instagram Social Icon