top of page

Porque Tu Nos Haces Dignas

Durante el caminar por la vida podemos muchas veces tomar decisiones cuales en aquél

momento eran las mejores, las que debían ser. Hoy, cuando en ocasiones miramos hacia el

pasado, ¡Que mucho he cambiado! Es la expresión que viene a mi mente. Cuando somos

jóvenes, la sociedad nos lleva muchas veces a sentir que el mundo gira en nuestro alrededor,

herimos, rechazamos a otros, somos egoístas, muchas veces llegamos a ser mujeres cuales hoy

hemos sido transformadas por la Gracia de Dios. Nuestro pasado fue redimido en aquella Cruz

donde Jesús dio su vida, pero muchas veces nos cuesta entenderlo. Miramos el pasado con

vergüenza, con miedo y con temor porque hoy sabemos que aquellas decisiones no fueron la

correctas. Hoy, sabemos que Dios es el dueño del mundo y no nosotras. Hoy, estamos

dispuestas a dar y no a humillar.

Cuando Dios transforma el corazón, nuestro corazón, nos convertimos en mujeres dispuestas,

mujeres cuales aceptamos entregar todo porque entendemos que hemos sido tocadas por la

Gracia de Dios. El pasado es nuestro pasaporte de experiencia cual nos sirve para darnos cuenta

como siempre nos guardo como sus hijas, sus princesas. No utilicemos ese pasado para sentir

que no somos dignas de su Gracia, al contrario, seamos mujeres orgullosas de saber que no

importa nuestras decisiones pasadas, nuestro Padres nos recibió con Amor.