top of page

¡Desde hoy …!

¿ Cuántas veces hemos dicho esa expresión? En mi caso, suelo

utilizarla justo en ese momento donde decido dar por terminado algo y comenzar

alguna otra cosa nueva. Realmente ese, “Desde hoy” ¿viene de Dios o simplemente

actuamos bajo nuestro propio carácter? Nuestra vida son etapas cuales comienzan y

acaban. Unas etapas pueden ser más largas que otras, como también algunas pueden

ser buenas y otras no. Ahora bien, cada etapa de nuestra vida debe ir acorde con la

voluntad de Dios para nosotras. Esa es la parte difícil, ¿verdad?. En mi vida, durante

25 años mis etapas fueron comenzadas y terminadas la mayoría por mi voluntad, no

por la de Dios. Fue un proceso de enseñanza el lograr basar mis etapas de vida en la

voluntad de Dios. Las etapas son muy importantes para nosotras, son las etapas las

que Dios utiliza para moldearnos hacia lo que él desea que seamos como mujeres.

Desde hoy, ¿crees poder comenzar una etapa donde tu andar sea basado en la

voluntad de nuestro Dios?

Cuando se trata de andar viene a mi mente el siguiente versículo, Rut 1:16

“Respondió Rut: No me ruegues que te deje, y me aparte de ti; porque a dondequiera

que tú fueres, iré yo, y dondequiera que vivieres, viviré. Tu pueblo será mi pueblo, y

tu Dios mi Dios”. Justo en ese momento Rut dijo “Desde Hoy” y fue un Desde Hoy