¿Por qué necesito amar mis hijos?

Los hijos son un regalo del Señor; son una recompensa de su parte.

Salmo 127:3 ¡Qué divertido es abrir regalos!

Creo que a todos nos agrada la sensación de ver qué está dentro de la envoltura. Un regalo es algo que se entrega sin esperar nada a cambio. Generalmente se trata de un objeto que se le obsequia a otra persona con el fin de homenajearla, felicitarla o bendecirla. La Palabra dice que los hijos son un regalo que viene directamente de Dios, ¡qué hermoso! Recuerdo el primer contacto visual que tuve con mis hijas, es inolvidable. Jamás había sentido un peso de responsabilidad tan enorme; sabía que nunca sería la misma. Los hijos nos hacen madurar, nos sensibilizan, nos transforman y nos hacen entender cuán profundo e impresionante es el amor Dios hacia nosotros, sus hijos. Cada vez que mires al rostro de tu hijo, recuerda por qué Dios te lo envió. Recuerda que será el mejor regalo que recibirás en toda tu vida. Ámalos, hónralos y desvívete por enseñarles a temer a Dios por encima de todas las cosas.

Featured Posts
Recent Posts
Archive
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Instagram Social Icon