Dios conoce tú historia

Las historias siempre me han encantado. Los cuentos, los libros y cuando era niña ni hablar de las historias de princesas. Me gusta leer y conocer nuevas historias y transportarme a ellas cuando las leo. Las historias son totalmente diferentes unas de otras. Muchas podrán ser parecidas entre ellas, pero ninguna igual. Cada una de nosotras tiene una historia muy particular la cual nos identifica y nos hace ser la mujer que somos hoy. Podemos entre todas sentarnos, escribir nuestra historia y compartirla para que otras las lean y veremos muchas parecidas, vivencias casi iguales, experiencias similares, pero ninguna igual. Tu historia es única. Es hermoso el amor que Dios siente por cada una de nosotras. El tiempo que nos ha dedicado a cada para acompañarnos en el transcurso de nuestra vida, pero sobre todo para escribir nuestra historia. Crearnos a cada una con un propósito muy especial, un propósito único, un propósito inigualable. Un propósito que nos lleva hacia la promesa que él tiene para nuestra vida. Pero, cuando decidimos nosotras mismas escribir nuestra propia historia. Ese instante donde nos desesperamos por la espera de ver cumplido un deseo y decidimos ir nosotras por la vida en busca de algo que Dios ya nos tiene, pero no deseamos esperar más. Cuando decidimos escribir nuestra propia historia de amor, nuestra propia historia de vida, nuestra propia historia sin el autor. ¿Cuántas veces hemos tomado el lápiz y decidimos escribir nosotras nuestra historia? Olvidamos que somos protagonistas, no autoras y decidimos dejar el autor fuera de la historia olvidando que es él quien conoce la historia, no nosotras. Pero, cuando nos damos cuenta de lo que hemos hecho, que difícil es borrar lo que ya hemos escrito porque probablemente no fue la historia más bonita. Dios conoce tu historia y los más hermoso de ella es que su Gracia es tanta que borra todo aquello que decidimos escribir nosotras y nos lleva a vivir una nueva vida con la historia más hermosa que él pueda escribir. En la palabra podemos ver como Dios es capaz de olvidar tu vieja historia, conociéndola y tomar el tiempo de crear una nueva. “Pues tendré misericordia de sus iniquidades, y nunca más me acordaré de sus pecados” Hebreos 8:12 Dios conoce la historia que te llevará a la Victoria, la historia que traerá cosas muy grandes para tu vida. Permítele escribir tu historia porque sólo él la conoce. Recuerda que nosotras sólo somos protagonistas, él es el autor. Su Gracia y Amor son infinitos, no habrá historia más real y hermosa que la que Dios pueda escribir para tu vida. Dios conoce tu historia, borró el pasado, dale la oportunidad de escribir tu futuro. Tu Amiga, Marina Cruz

Featured Posts
Recent Posts
Archive
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Instagram Social Icon